Reflejos imposibles estrena la "Sala ambigú" con gran aceptación

Cerca de ochocientas personas pasaron por la muestra del fotógrafo albercano Marino Esteban. 

Una de las actividades de las Jornadas de Cultura de Cateja Teatro durante este verano era la exposición "Reflejos imposibles" de Marino Esteban. El fotógrafo albercano usaba una técnica peculiar en sus fotografías, reflejando los municipios de la reserva de la Biosfera, como si de un primitivo mar se tratase. 

Más de ochocientas personas han pasado durante estos días por la exposición, cuyos visitantes se quedaban asombrados además con la proyección de un vídeo con la técnica del timelapse. 

La muestra, servía además para inaugurar la sala de exposiciones del teatro municipal de La Alberca, bautizada con el nombre de "Sala Ambigú". La intención de la Asociación Cultural y del Ayuntamiento de La Alberca es que este espacio sirva como lugar de exposición para artistas albercanos y serranos y que de esta manera se puedan dar a conocer.